Entre los diferentes hechos de violencia e inseguridad que azotan a Córdoba se encuentra el de Uma, la pequeña de nueve años que recibió un disparo en la cabeza mientras andaba en bicicleta en el patio de su casa, en barrio Yofre Norte. Ahora se conoció que la niña seguirá con el proyectil alojado en su cabeza.

Así lo informó Marcelo Argüello, subdirector del Hospital de Niños, a El Doce. El médico remarcó que los neurocirujanos concluyeron que la mejor opción será la de no extraer el proyectil por el riesgo que puede implicar la operación. “Desde el punto de vista neurológico, la nena está perfecta. Es milagroso”, aseguró Argüello a ese medio.

Si bien en un primer momento se consideró la posibilidad de quitarle el proyectil, se optó por la opción de dejarlo alojado allí y que Uma asista a controles de manera periódica para observar su evolución y los niveles de plomo en sangre.

Un milagro

Realmente fue un verdadero milagro lo que ocurrió en la noche del martes 15 de diciembre en barrio Yofre Norte, de la capital cordobesa. Ese día, Uma, de 9 años, se encontraba andando en bicicleta cuando una bala perdida le pegó en la nuca y se quedó alojada allí.

El hecho se produjo alrededor de las 21.30 en la vivienda ubicada en calle Rafael de Palencia al 3.200, de barrio Yofre, cuando la pequeña acudió a su papá para decirle que algo le había golpeado la cabeza. El proyectil entró por la nuca de la niña, cerca del oído izquierdo.

Un médico del servicio 107 que revisó a la pequeña diagnóstico herida de arma de fuego con orificio de entrada sin salida. Inmediatamente fue trasladada al Hospital de Niños donde fue puesta en observación.