Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de la Nación, fue trasladado a la cárcel de Bouwer en Córdoba, para poder estar cerca de su madre, quien estaba mal de salud. Sin embargo, este lunes, la mujer falleció a sus 92 años, sin poder reencontrarse con su hijo.

Gimena Jaime, una de las hijas de Ricardo, confirmó el deceso a través de Twitter. “Dos días en Bouwer y por protocolo Covid con doble hisopado negativo tenían que esperar 3 días. Mañana la iba a ver y no llegó... @alferdez y @CFKArgentina dejaron solo al compañero. Le soltaron la mano... 7 años de preventiva y sigue”, escribió la mujer.

Sin poder asistir a la clínica (ya que, el día establecido era el martes), Ricardo Jaime se enteró que su madre había fallecido este lunes, a las 16 horas. “Injusticia es palabra chica para lo que han hecho con él. Tragedia, hostigamiento. Inhumanos”, agregó.

Traslado a Córdoba

El exfuncionario nacional (67) había logrado que la Justicia le permitiera ser trasladado desde Ezeiza al penal de Bouwer, en Córdoba; hecho que sucedió el domingo pasado. La autorización respondió a un pedido del exfuncionario por el delicado estado de salud de su madre, María Margarita Silvestre.

A la madre de Jaime la habían internado el pasado 2 de junio en el Sanatorio Duarte Quirós (ex clínica Colombo), en Córdoba capital. Según contó la hija del exfuncionario, el pasado 15 le iban a dar el alta domiciliaria a su abuela. Y a Jaime, el traslado de provincia.

“Luego, el 17, la fiscal habló con la clínica para saber el parte de mi abuela, y a las tres horas entró en terapia intensiva. Y esa misma noche, le negaron a papá el traslado porque, estando su mamá en terapia, no podría asistirla”, contó la mujer a La Voz.

Finalmente, Jaime logró el traslado y llegó a Córdoba el domingo pasado. Pero necesitaba, según protocolo, tres días de aislamiento por cualquier sospecha de Covid. “No sirvió de nada para las autoridades de la cárcel de Bouwer que ya tenía dos hisopados”, aclaró Gimena Jaime.

Y cerró: “No se puede creer. Hace 4 meses presentaron un habeas corpus y todos los pedidos habidos y por haber para que pueda asistir a su madre y ni se lo permitieron. Hace dos días, lo tienen encerrado en una pecera en Bouwer y ayer iba poder verla. Hoy fallece. Sus dos hermanos también murieron y tampoco pudo despedirlos”.

Gimena Jaime confirmó que este martes desde el Servicio Penitenciario Provincial fue autorizado a participar del sepelio de su madre. Pero que no sabe si luego seguirá en Córdoba o la Justicia lo llevará nuevamente al penal de Ezeiza.