Pese a que Córdoba marca picos de contagios y muertes diariamente, se conoció que la Policía de la provincia ha desarticulado 230 fiestas clandestinas. Estos operativos se han concretado desde la madrugada del jueves, y prosigió a pesar de la fase 1, dictada por el gobierno Nacional.

//Mirá también: Hugo Pizzi contra quienes no cumplen las restricciones: “Son terroristas sanitarios insolentes”

Así lo confirmaron a La Voz fuentes oficiales, quienes señalaron, en tanto, que ya se demoró a unas 167 personas por incumplir la prohibición de circulación durante estos días. Estas personas podrían llegar a ser imputadas por infracción al artículo 205 del Código Penal, que castiga el incumplimiento de medidas sanitarias ante una pandemia.

En paralelo, ya se han labrado al menos 2.006 multas por incumplimientos varios en todo el territorio provincial.

Volviendo a las clandestinas, en el fin de semana largo pasado se habían clausurado unas 130 fiestas tanto en la Capital como en el interior de la provincia. En Río Cuarto, por caso, se había desbaratado una multitudinaria fiesta que terminó con la detención de una organizadora.

En Córdoba Capital, en tanto, se vivieron serios momentos de tensión en dos fiestas clandestinas clausuradas. Uno de los procedimientos fue en barrio Parque Liceo, donde también se produjeron detenciones; el restante fue frente a la ex Penitenciaría de barrio San Martín.

//Mirá también: Córdoba: clausuraron dos fiestas clandestinas con más de 500 jóvenes

Este último procedimiento fue el domingo pasado el mediodía. La Policía llegó por llamados de vecinos. Cuando los primeros móviles arribaron, varios asistentes escaparon por los techos de unas viviendas.

Marcha del 25M

A todo esto, el fiscal Andrés Godoy (Ufes) prosigue con su investigación para identificar e imputar a quienes concurrieron a una protesta el pasado 25 del corriente mes, frente al shopping de Vélez Sársfield y Bulevar San Juan.

Ya giró exhortos a la Policía para que le envíe imágenes e identifique a asistentes y, además, emitió notas a medios de prensa solicitando registros fílmicos y fotos.

Días atrás, la misma Ufes solicitó la elevación a juicio contra cinco organizadores de una fiesta clandestina celebrada en julio de 2020, en medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, en barrio Villa Warcalde de la ciudad de Córdoba.