Talleres lo perdía desde el amanecer del partido ante Sarmiento, pero aún sin mostrar una gran actuación, otra vez con poco juego, consiguió un punto agónico para un 1 a 1 que el resultado que mejor le queda a la tarde en Junín.

Porque a los 45 del segundo tiempo Rafael Pérez, quien se había ido con la lanza para la aventura ofensiva, se quedó en el área del dueño de casa y de cabeza mandó a la red un preciso envío del ingresado Mauro Ortíz.

El zaguero colombiano, en definitiva, fue más efectivo que todos los 9 con los que viene probando Alexander Medina, sin encontrar al titular. Mateo Retegui y Carlos Auzqui dispusieron de las mejores chances y no pudieron, y el uruguayo Michael Santos pasó inadvertido en su ingreso en la segunda parte. Y el juvenil Favio Cabral sólo estuvo en cancha un puñado de minutos.

Empate para Talleres porque Guido Herrera le tapó un balazo a Yair Arismendi, ex de Estudiantes de Río Cuarto, que iba a ser el 2-1. Y que permite encarar con un poco más de tranqulidad la semana en la que deberá corregir mucho para recibir al puntero Vélez.