En la ciudad de Córdoba pasaron 550 días sin que los boliches estuvieran formalmente habilitados, desde el comienzo de las restricciones por la pandemia de coronavirus. Operan desde hace algunas semanas con la modalidad burbuja, al igual que los bailes, y desde este fin de semana fueron autorizados por la Municipalidad para un aforo del 50 por ciento.

//Mirá también: Descontrol en Santa Rosa de Calamuchita por el festejo de primavera

La Voz realizó un recorrido por la noche del viernes en los principales puntos de diversión de Córdoba, detectando un escaso cumplimiento de los protocolos, sobre todo en cuanto al uso del barbijo y el distanciamiento social.

Noche cordobesa. Recorrido por bares, boliches y discotecas luego de la reapertura de las restricciones. Show de Bresh en Forja. (Nicolás Bravo)

//Mirá también: Variante Delta en Córdoba: siete nuevos casos y ya son 185 en total

Y este final de setiembre no mostró un sábado de los más concurridos, por el éxodo de estudiantes a balnearios y distintos lugares de las sierras, por ejemplo Santa Rosa de Calamuchita, el epicentro de los festejos por la llegada de la primavera.

Con la cuarentena llegando a su fin, los boliches de Nueva Córdoba y Güemes, y las fiestas en otros puntos de la ciudad por ejemplo el Complejo Forja, recuperaron el brillo y el ruido, aún en tiempos de nueva normalidad.