El proyecto para modificar la ley de Biocombustibles vuelve a poner en veredas enfrentadas al peronismo cordobés con el nacional, en una diferencia que se ha expresado varias veces en medio siglo, ya que el bloque Córdoba Federal, que integran los cuatro diputados que responden al gobernador Juan Schiaretti, han confirmado que no acompañarán el proyecto del secretario de Energía, Darío Martínez.

Además, el grupo de legisladores cordobeses expresó críticas al gobierno de Alberto Fernández, al cierre de una frustrada sesión especial que se debía desarrollar hoy, con el objeto de tratar la prórroga al régimen de promoción de biocombustibles.

Al respecto, el diputado Paulo Cassinerio señaló que “la prórroga de la ley 26.093 (régimen de biocombustibles) vence en sólo 47 días, plazo en que resultará prácticamente imposible poder sancionar una nueva ley que contemple las necesidades del sector”, sostuvo en declaraciones a La Voz.

“La verdad es que nos es muy difícil comprender qué es lo que paso en estos cinco meses desde la media sanción que realizo el Senado por unanimidad. Qué pasó en el medio, que hoy el oficialismo se niega a tratar la prórroga”, dijo en señal de reclamo Cassinerio.

El diputado hizo estos comentarios luego de que el presidente de la Cámara Baja nacional, Sergio Massa, dio por caída la sesión especial que Córdoba Federal, Juntos por el Cambio y otros espacios habían pedido para este jueves a las 11.30, con intenciones de debatir la prórroga al régimen de biocombustibles.

Los diputados de nuestro bloque Córdoba Federal no vamos a acompañar ni a permitir ninguna iniciativa que, entendamos, esté perjudicando a nuestra provincia, a nuestra gente. No cuenten con nosotros para ello. Bajar el corte es indefendible; es condenar al cierre a empresas. Eso de ninguna manera vamos a aceptar, es perjudicar a nuestras pymes y nuestras industrias, es perjudicar a nuestros trabajadores e inversores”, remarcó.

Por último enfatizó que “Córdoba le hace un inmenso aporte al país”, porque para 2021 “los aportes en retenciones” suman un total de “3.100 millones de dólares. Es muy importante aclarar que estos aportes que realiza la Provincia de Córdoba no vuelven en regalías, como otras provincias, que tienen la posibilidad de obtener un porcentaje importante de lo que producen”, dijo, en alusión a las provincias petroleras.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.