La inseguridad crece sin control en todos los rincones de la provincia de Córdoba, incluso lugares religiosos como el santuario de la Virgen de Lourdes de Alta Gracia, que tampoco está a salvo de los ladrones, que actúan con total impunidad y desprecio por la vida y por los muertos también.

Por más insólito que parezca, unos malvivientes se han robado la urna con los restos de una mujer, cuyos dolientes familiares están indignados y angustiados por esta profanación de la última voluntad de su pariente, que dejaron ese objeto en el santuario.

Sobre este robo, una nieta de la fallecida comentó que “en Córdoba hay mucha inseguridad y somos todos muy devotos de la Virgen de Lourdes, por eso mi mamá y mis tíos estuvieron de acuerdo en dejar urna de mi abuela en ese lugar. Ahora sabemos que fue un error”, dijo la joven a diario Resumen.

Seguidamente relató que la urna fue ubicada muy cerca de la imagen de la Virgen, con su placa correspondiente y flores, pese a que las autoridades del recinto le desaconsejaron que lo hagan: “el padre David dijo que el lugar no tiene seguridad y que ese no es sitio para depositar urnas. Nosotros no sabíamos, sino no la hubiésemos dejado. ¿Ahora quien se hace cargo? Estamos desesperados”, protestó.