Con un facón en la mano y una caja de vino en la otra, el hombre amenazó a la dueña de una bar en la localidad de Alto Alegre, cerca de Villa María, según contaron fuentes policiales, que relataron la curiosa anécdota de un episodio de violencia y alcohol.

Ocurrió este lunes y el protagonista de esta historia fue a parar a la comisaría local, tras haber atacado a la mujer y a un agente que concurrió al lugar, quienes debieron recibir curaciones por distintos golpes recibidos.

Según contó la dueña, el hombre ingresó al local con una caja de vino en la mano y tras expresar algunas amenazas sacó un facón con el que empezó la agresión, por la cual llamó a la Patrulla Rural.

Tras controlarlo, el hombre de 37 años fue detenido e imputado por amenaza calificada, daño calificado y lesiones leves, por la Fiscalía de Bell Ville.