"Hicimos un partido digno ante el puntero. Pagamos caro una desconcentración al principio". La síntesis de Diego Osella tras la derrota frente a un Racing que este domingo puede ser campeón de la Superliga, mientras que el Pirata no logra escapar de la zona de descenso.

"A Racing no lo vi cómodo, no es que nos tuvo todo el tiempo contra el arco. En el segundo tiempo nos acomodamos mejor, pero no pudimos convertir y es nuestro gran déficit. Y cuando no se hacen goles se le cae al 9. Habrá que probar con otra gente en ese sector", añadió el entrenador en referencia a la sequía de Diego Mendoza.

Y sobre la dos fechas finales a todo o nada por la permanencia, remarcó: "Belgrano es un equipo sólido, incómodo para todos. Tenemos que aprovechar las situaciones que generemos".