La escudería italiana Ferrari presentó hoy la SF90; se trata de la máquina con la que la famosa escudería de Fórmula 1 competirá esta temporada en la máxima categoría y con sus pilotos, el alemán Sebastian Vettel y el monegasco Charles Leclerc.

El tono rojo mate es una de las características que distinguen al coche, contrastante con uno más brillante lucido en temporadas anteriores.

El nuevo bólido, llamado SF90 en honor al 90° aniversario del nacimiento de la escudería -fundada por Enzo Ferrari en 1929- fue presentado en un evento organizado en Maranello (Módena); y se destaca por su color rojo opaco o mate, una novedad con respecto al rojo brillante de años anteriores.

"El nuevo auto es una evolución de los monoplazas precedentes", comentó Mattia Binotto, nuevo director de la escudería italiana.

"El color opaco es espléndido. Empezamos el desarrollo en 2018 y esto no es una revolución, sino una evolución de los monoplazas precedentes", dijo Mattia Binotto, nuevo director del equipo y que sustituyó el pasado 7 de enero a Maurizio Arrivabene.

"Tratamos de llevar todo al límite, de ser innovadores", prosiguió el directivo italiano, quien participó en el acto de presentación junto al presidente de Ferrari, John Elkan, y el consejero delegado, el maltés Louis Carey Camilleri.

Vettel y Leclerc estrenarán el nuevo coche el próximo 18 de febrero en las pruebas de Barcelona, para preparar una temporada en la que Ferrari quiere acabar con cinco años consecutivos de dominio de Mercedes.

La SF90 tiene motor 1.600 c.c., V6; y pesa 743 kg. Es la sexta versión de Ferrari, dentro de la era de coches impulsados por motores híbridos (la potencia se obtiene de la combinación de combustión interna con energía eléctrica), inaugurada en 2014.

La escudería del caballo rampante no gana un Mundial desde 2007, cuando triunfó el finlandés Kimi Raikkonen.

"Estamos muy emocionados, empezamos a ver el nuevo coche. Es la primera vez que lo veo en su versión completa. Lamentablemente, no puedo subirme ahora y correr, pero falta poco", bromeó Vettel, satisfecho por el nuevo bólido.

El alemán competirá este año junto a Leclerc, que sustituyó a Raikkonen, que pasó a Alfa Romeo Sauber, y que se convirtió en el piloto más joven al mando de un monoplaza de Ferrari desde 1961, por detrás del mejicano Ricardo Rodríguez.

"Estoy extremadamente emocionado, es un sueño que tenía desde que era niño. Trabajar con Vettel, más que una presión, es una oportunidad para aprender de un gran campeón", dijo Leclerc, que compitió con Alfa Romeo Sauber el curso pasado, con una sexta plaza en Azerbaiyán como mejor resultado.

En 2018, Ferrari, terminó en el segundo lugar tanto del campeonato de Pilotos como del de Constructores. La apertura de esta temporada será el 17 de marzo en Melbourne, donde se correrá el Gran Premio de Australia.