Leyla Carrión contó todas las sensaciones que le produjo la imagen que recorre las redes sociales. Conocé a los protagonistas. 


Un beso de despedida otra vez se hizo viral. Sí, como aquella foto de 1945 en la que un marinero besa apasionadamente a una enfermera. Pero en esta oportunidad estamos en 2019 y los protagonistas son dos cordobeses enamorados.

No anunciaron el fin de una guerra sino que él se va a ver a los jugadores de su equipo dar una gran batalla. Es que Gustavo es hincha de Talleres y  asistirá al partido de vuelta por la segunda fase de la Copa Libertadores contra San Pablo en el Morumbí.

La foto que se viralizó este lunes es de ellos, Leyla Carrión, de 22 años, y Gustavo (25) dándose un beso minutos antes de que este fanático de la “T” se suba al colectivo que lo dejará en la ciudad brasilera. Justamente Leyla habló con Vía Córdoba y contó todas las sensaciones que le dejó esta imagen que inundó las redes. 

“Me enteré de la foto por una amiga que me la mandó por WhatsApp. En ese momento no lo podía creer es más dije ‘en qué momento no sacaron la foto’. De ahí empecé a recibir mensajes de todos lados hablándome de la famosa foto. Es más me llamó mi novio anoche y hasta a él le decían de la foto en el colectivo“, arrancó emocionada Leyla que también admitió que verla la puso “feliz”. 

Pero conozcamos un poco más de la foto. Los protagonistas como dijimos son Leyla y Gustavo, ella de Ciudad de los Cuartetos, él de Santa Cecilia. Ambos se conocen desde hace siete años y en un momento fueron pareja, “pero la vida nos separó”, confiesa ella. Aunque el amor tiene revancha y “hace un año nos volvimos a juntar y desde ahí estamos juntos”, aclara.

A ellos dos se les agrega una pequeña protagonista que no está tan contenta, al menos la cara que muestra es más de tristeza que la alegría que ellos dos sentían. “Es mi hija -comenta- pero no es de él. Estaba triste porque lo quiere mucho y no quería que se vaya”

Leyla y Gustavo momentos antes del viaje a San Pablo.

Talleres es todo. Este viaje no se gestó de un día para el otro, desde que se conoció el rival de Talleres comenzaron los preparativos. “Planeó el viaje mucho antes del partido del miércoles (en el que Talleres ganó 2-0 en el Kempes), es más me dijo donde vaya Talleres, él va a ir. Yo ya sabía del viaje desde un principio“, siguió con su relato Leyla. 

Y agregó: “Él me comentó y yo desde el principio le dije ‘si te hace feliz hacelo’. Aparte sé que para él Talleres es su vida y tanto trabaja para estar presente en todos los partidos, cómo no iba a estar en este”.

Hay un detalle que hace un tanto más especial esta historia, el viaje se da en una fecha ideal para las parejas. Este jueves es 14 de febrero, “Día de los enamorados”. Algo que Leyla tuvo en cuenta: “le dije en broma ‘hasta el día de los enamorados lo pasas con Talleres'”.

Lo que pasa es que Gustavo recién vuelve el viernes por la noche, así que no lo pasarán juntos. ¿Si ella espera un regalo especial? “Mejor sería que vuelva con la clasificación -a la tercera fase- es el mejor regalo que pueda haber. Y bueno si quiere caer con algo de allá también sería ideal”, contó entre risas.

Leyla acompaña esta pasión de su novio por Talleres porque ella también es fanática del “Matador”. “Yo también soy hincha. Para mí Talleres es todo. No voy siempre a la cancha pero cuando se puede estoy ahí”. Aunque en esta ocasión no viajará a Brasil porque necesita el permiso para salir del país con su hija. 

Leyla y Gustavo momentos antes del viaje a San Pablo.

Pensando en volver. Si bien el viaje comenzó este lunes, Gustavo llegará el miércoles a San Pablo. “Se sentía puro canto Matador y como siempre presente el fernet, así que creería que en el viaje la está pasando de diez”, se aventuró.

Y ya se imagina cómo será el regreso de su novio que, como dijo, espera que sea con una alegría. “Por ahora es esperarlo el viernes a la noche en la terminal, recibirlo con un gran abrazo y de ahí seguro seguir apoyándolo en cualquier otro viaje q desee hacer para ver a Talleres”

Comentarios por envidia.Con la viralización de la foto, lógicamente fueron numerosos los mensajes que recibió Leyla y los que pudo leer en las diferentes cuentas donde aparecía su foto. Había de todo, comentarios con buenas intenciones y también de los otros. “Lo que más me molestó de los comentarios es que hablen sin conocer. Pero como sé que son hinchas de Belgrano no le doy tanto interés a lo que digan”, opinó.

También me molesta que digan que uno lo va a gorrear porque se va. No me llamó la atención, los cordobeses son de comentar así siempre y de hablar de eso, me parece que sólo lo hicieron por envidia. Pero bueno, son comentarios al aire”, agregó restándole importancia.

Leyla eligió quedarse con las buenas sensaciones que le generó esa foto y también con los mensajes de otras mujeres. “Me gustaron los mensajes de las hinchas de Talleres que apoyan lo que uno hace por su pareja”, finalizó. 






Comentarios