Cuatro hombres y una mujer fueron condenados este martes a penas de hasta 6 años y 10 meses de prisión por el asalto cometido en 2015 en la casa de un vecino de la ciudad de Córdoba conocido como el "samurai" ya que se defendió de los delincuentes con una catana, informaron fuentes judiciales.

La Cámara del Crimen 8 cordobesa aplicó tres años de prisión efectiva a Gabriela Ivone Loyola, 5 años y 7 meses a Ian Karina Mena y 5 años y medio a Osvaldo Maximiliano Moyano, Maximiliano Peralta Muñoz y Juan Cruz Tolosa.

Según las fuentes, Loyola fue beneficiada con la libertad condicional ya que pasó nueve meses detenida por el hecho, mientras que a Mena le unificaron una pena anterior, por lo que deberá cumplir una sentencia de 6 años y 10 meses.

El hecho ventilado en el debate ocurrió el 3 de abril de 2015, en una vivienda del barrio Cerro Norte de Córdoba Capital, donde se encontraba su dueño, el obrero metalúrgico Alejandro Nesteruk.

Mena, Moyano y Tolosa ingresaron a robar a la casa pero su propietario los echó con un sable japonés conocido como catana.

A raíz de esto, dos de ellos resultaron gravemente heridos, aunque el denominado "samurai" fue sobreseído en julio de 2015 porque se consideró que actuó en su legítima defensa.

De acuerdo a la investigación, Peralta Muñoz se quedó de "campana" a bordo de un auto estacionado a unos 15 metros de la casa, mientras que Loyola fue la que reunió a la banda en su domicilio antes de salir a cometer el asalto.

"La determinación de legítima defensa, como contrapartida termina agravando la situación de los delincuentes porque el mensaje que queda es que la gente reacciona en situaciones límites, sin medir las consecuencias", sostuvo el fiscal de juicio Hugo Antolín Almirón en su alegato.