El Río Suquía sufrió una importante contaminación con un derrame de pintura blanca a la altura de la Isla de los Patos.

La pintura cubría la superficie y era arrastrada por la corriente, profundizando la contaminación.

Se desconocía de dónde se produjo el derrame de pintura cruda.

Personal de Patrulla del Río estaba en el lugar y reclamaba la presencia de autoridades de la Municipalidad de Córdoba, precisó Mitre Córdoba.