Una comisión de la Policía de Córdoba lo arrestó en Rosario. Era el último acusado con pedido de captura por el robo y tiroteo fatal. 


Una comisión de la Policía de Córdoba atrapó en Rosario a Ariel Murúa (43), el último prófugo del golpe comando en Nueva Córdoba que dejó un policía y dos delincuentes muertos.

La información fue confirmada a Vía Córdoba + Día a Día por el fiscal Rubén Caro, quien se dirige en estos momentos a Villa Gobernador Gálvez (Rosario), donde cayó el acusado. 

“Hace 48 horas enviamos una comisión y lo acaban de detener. Está confirmado. Luego daremos una conferencia de prensa”, sostuvo el fiscal, ya en viaje.

Murúa y Gramajo eran los dos “peces gordos” que tenían a maltraer a los investigadores, dado que, si bien habían sido identificados poco después del golpe comando del 15 de febrero, no los podían atrapar, pese a que había una jugosa recompensa por la “cabeza” de ambos.

Gramajo cayó hace casi dos semanas en Lomas de Zamora, Buenos Aires, y fue trasladado a Bouwer. Esta semana se presentó ante el fiscal y negó las acusaciones.

Nomás quedaba Murúa, quien fue arrestado en Rosario y seguramente en las próximas horas sea enviado, con una fuerte custodia, a Bouwer. Se investiga si este hombre fue quien mató al policía Franco Ferraro durante el tiroteo en la calle Rondeau y Buenos Aires

En el millonario golpe comando resultaron muertos también los delincuentes Rolando Hidalgo y Ricardo Serravalle.

Al arresto de Gramajo y Murúa se les suman las detenciones de Diego Tremarchi (arrestado la noche del asalto) y de dos hermanos de apellido Mitre

Paralelamente, la Justicia Federal investiga si en el departamento asaltado funcionaba una financiera ilegal

Todo lo que necesitás saber de ese caso, en este link. 




Comentarios