Lo acusan por "sustracción de objeto", dado que en la madrugada del tiroteo fatal se llevaron el arma de la escena del crimen. 


El fiscal Rubén Caro imputó este viernes a dos policías por robar el arma 9 milímetros con la que asesinaron al policía Franco Ferraro en el tiroteo fatal en Nueva Córdoba, en la madrugada del 15 de febrero.

“Sustracción de objeto” fue la imputación que cayó sobre un oficial principal y un cabo, consignó Cadena3. Los acusados seguirán libre dado que es un delito excarcelable, aunque no le resta gravedad al episodio.

Ferraro fue una de las tres víctimas fatales del golpe comando perpetrado en la calle Rondeau. Las otras dos fueron los delincuentes Ricardo Serravalle y Rolando Hidalgo.

A Serravalle se le atribuye haber asesinado a Ferraro con una pistola 9 milímetros que luego desapareció de la escena del crimen. 




Comentarios