Por Verónica Suppo.

Los puesteros de la feria de la plaza 12 de Octubre, de Villa El Libertador, el mayor punto de venta ambulante de la zona sur, volverán a reclamar por conexiones de electricidad para trabajar y realizarán este domingo un censo para defender la cantidad de familias que viven de este centro informal de comercio.

El último registro realizado hace casi cuatro años daba cuenta de unos 280 vendedores ambulantes, pero hoy los manteros que ocupan la plaza estiman que superan los 500 y que la movida fue en aumento, al punto que llegan familias de otros barrios para vender sus productos.

Mirá también: Villa El Libertador: puesteros salen a defender el trabajo en la feria

"El domingo empezaremos el censo teniendo en cuenta que hay mucha gente nueva, que la está peleando al día, como yo, en esto que es nuestro trabajo", dijo a Día a Día Ángeles Monserrat, quien vive de un carrito de venta de hamburguesas.

Si bien la feria tiene una rotación los fines de semana de unas 10 mil personas, en los días hábiles también se llena de tablones con vendedores que intentan rebuscársela.

"Hay personas que trabajan todas las noches en la plaza, son mis compañeros, van con sus hijos a trabajar. Venden salchichas, papas todas las noches", agregó Ángeles, quien está junto con un grupo de más de 50 puesteros que reclama a Epec conexiones con tarifa social, después de que la Policía Barrial realizó un operativo y retirara todas las conexiones clandestinas de la feria.

Los mismos vendedores reconocieron que los cables que cruzan la plaza los fines de semana para alimentar sus puestos "son un peligro", por lo que pidieron reuniones con Epec y con funcionarios de Espacios Verdes de la Municipalidad.

De ahí que acordaron, primero, realizar un censo para precisar cuántos son los manteros y, luego, solicitar una bajada de luz con el pago de una tarifa social. “Estamos hablando de que es nuestro trabajo, vivimos de esto y si tenemos que pagar la luz, lo haremos por lo que estamos vendiendo”, dijo otra vendedora de comida.

Ahora, el principal problema que tienen los vecinos es que realizan conexiones clandestinas y toman la energía desde el alumbrado público que tiene el espacio verde.

Sobre ese punto, el director de Alumbrado Público, Matías Schiaroli, fue claro: "Nadie puede desde su medidor hacer una distribución gratuita u onerosa. Quien tenga que pedir la luz, tiene que hacerlo en Epec, porque la Municipalidad no tiene la responsabilidad del suministro de energía", dijo el funcionario.

Incluso insistió que los vendedores no pueden conectarse a las columnas, y que Villa El Libertador, junto con el Parque Las Heras, son los dos puntos con más problemas en los tableros por constantes actos de vandalismo e intentos de los vecinos por conectarse de manera irregular. En esta plaza se colocaron tableros en altura para evitar ser alcanzados.

Piden por la seguridad en la plaza

En las mismas reuniones de los vendedores –que salieron a defender la feria– se renovó la preocupación por los hechos de inseguridad y, sobre todo, los arrebatos en distintas horas del día en la plaza. El temor se coló en las asambleas, sobre todo, después de que se conociera el asalto a un carnicería del barrio. "Hay gente que le han levantado la mesa, se llevan las tortas a la venda", confió la puestera Ángeles Monserrat.