Martín Muñiz, secretario gremial Nacional de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc), denunció este lunes que Talleres adeuda "tres millones de pesos" a casi 100 empleados del club, a los que no les paga ni deposita cargas sociales desde "mayo pasado".

"Talleres adeuda tres millones de pesos, más o menos, desde mayo pasado. No sólo no abona el porcentaje correspondiente a los salarios que no pagó los ATP sino tampoco hizo los depósitos de cargas sociales", dijo el gremialista.

"En la medida están involucrados 98 trabajadores de la entidad que en la mayoría de los casos tienen, al menos, 15 años de relación de dependencia con la entidad. Algunos hasta 40 años de antigüedad tienen", dijo Muñiz a Radio La Red (AM 910).

Talleres, entidad que participará de la zona 4 de la Copa de la Liga Profesional, tiene previsto debutar en el certamen este viernes, en compromiso de la primera fecha ante Newell's, con sede en el estadio Mario Kempes de la capital provincial.

"Estamos en situación de alerta permanente. Las medidas de acción directa nunca se descartan", dijo Muñiz, según quien la entidad presidida por el empresario Andrés Fassi está creando "un clima adverso para los trabajadores", sostuvo.

"Cualquier cosa que suceda, será responsabilidad primero de (Andrés) Fassi y después, de la dirigencia de Talleres", aseguró el sindicalista.

"Fuimos al Ministerio de Trabajo, donde Talleres hizo una oferta que me da vergüenza decirla. El Ministerio falló a favor de los trabajadores, pero no hemos recibido más comunicaciones", indicó.

Por último, el gremialista de Utedyc remarcó que la Comisión Directiva de la institución albiazul "está diciendo que utilizará una empresa privada, lo cual está prohibido", amplió.

"Aclaremos que quienes controlan los ingresos a los estadios, no son (empleados) tercerizados. Son empleados de los clubes, agrupados en un gremio", finalizó.