Leandro es de barrio San Martín y los ladrones se llevaron todas las herramientas y dos autos que debía arreglar.


Era mecánico de una línea interurbana y al quedarse sin trabajo inició su propio taller, que en pocas semanas comenzó a tener los primeros clientes y ahora está parado porque le robaron todo, incluso dos autos que tenía que arreglar, en un nuevo hecho de inseguridad que castiga impunemente a los cordobeses.

Es la historia de Leandro, que cerró el viernes y que el sábado se econtró con la amarga novedad, en su taller de calle Sarandí al 1.700 de barrio San Martín.

“Cuando ingreso al taller estaba el portón abierto, faltaban dos autos, una Partner y un Megane y todas las herramientas”, contó a El Doce, con gesto resignado.

Los malvivientes habían actuado en la madrugada del sábado y se dieron incluso la libertad de amenazar a un vecino, que nada pudo hacer para evitar el robo: “tenía una llamada perdida de un vecino que me avisaba del robo, cuando lo fui a ver me contó que lo amenazaron para que no dijera nada”, lamentó.

Muy golpeado por esta situación que complica más su situación, Leandro expresó que “me robaron el esfuerzo de un montón de tiempo y me siguen robando los sueños de mis hijos, esto es desesperante, estoy en una situación la que no sé que hacer”, dijo.

“Esto me supera y me ha dejado devastado, me llevaron los juegos de llaves, un compresor, una hidrolavadora, una aspiradora, un generador trifásico, un cuadri de mi nene y hasta las baterías de los autos que tenía acá”, detalló el trabajador.

Por último, Leandro dio el diágnostico de una realidad inocultable en Córdoba: “es tierra de nadie, la Policía no hace nada, no hay control de nada”, protestó.


En esta nota:

Policiales Inseguridad


Comentarios