Un hombre fue condenado a prisión perpetua por robar y luego asesinar a una mujer de 72 años en su domicilio de la localidad de Villa Giardino. Mató a la víctima porque fue descubierto en el interior de la vivienda.

Finalizó el juicio con jurado popular en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje y Gustavo Adrián Figueroa fue encontrado culpable de los delitos de "violación de domicilio, robo calificado y homicidio".

El 5 de febrero del 2018 el cuerpo sin vida de la víctima fue encontrado en su domicilio y se constataron faltantes de objetos de valor. La investigación logró identificar al asesino y constataron que todavía tenía en su poder el teléfono móvil robado a la mujer antes del crimen.

Al ser descubierto, como ya tenía una condena por robo y abuso sexual, asesinó a la mujer para cubrir su accionar delictivo.