En los últimos cuatro días hubo más diagnosticados que en la sumatoria de mayo y junio. Pero hubo menos muertes que en mayo.


En los últimos cuatro días de julio se registraron 376 casos de coronavirus en Córdoba, más que los 368 de la suma de mayo y junio durante la pandemia. Un crecimiento exponencial en la curva, con 1.562 diagnosticados en 31 días.

Los datos, procedentes del Ministerio de Salud de la Provincia, reflejan que el mes recién finalizado fue el más complicado en cuanto a los contagios en la provincia, desde el cominenzo del brote. A favor, hubo menos fallecimientos que en mayo.

Hasta el 31 de julio se habían notificado 2.252 casos de coronavirus y de ellos la mitad ocurrió durante el mes. La segunda quincena fue la peor, con 1.212 positivos. Y se produjo el pico de diagnosticados diario, con 107.

Más allá de esto, en julio se confirmaron 11 fallecimientos, menos que en mayo, cuando hubo 16 decesos de pacientes con el virus. Y en los primeros 15 días no se reportaron muertes.




Comentarios