La Luciérnaga, la fundación que nació como un proyecto para ayudar a chicos en situación de calle a través de la venta de la revista, cumple 25 años. Y la Municipalidad de Córdoba le brindó un homenaje.

En la Plaza de la Intendencia se pintó un mural, obra del artista plástico Hernán Cappeletti, con la colaboración de miembros de la fundación y funcionarios municipales.

Como parte del homenaje también se descubrió una placa, por el trabajo que realiza La Luciérnaga en las calles de Córdoba. Iluminando la realidad de los que no tienen luz, ni techo, ni amparo.