Son por no usar tapabocas y por exceso en la capacidad de bares y otros locales, entre las más frecuentes. Comienzan a ser aplicables como multas.


Hasta este viernes, personal de la Policía de Córdoba había labrado 310 actas de infracción, tanto a personas como a comercios, por incumplimientos de las medidas saniarias ante el coronavirus.

Las actas comenzaron a regir desde el pasado lunes, pero recién serán punibles como multas desde el 27 de julio. Las faltas detectadas con más frecuencia fueron: el no uso de tapabocas, la ausencia de elementos sanitizantes en comercios y el exceso de ocupación en bares y restaurantes.

La aplicación de las sanciones se encuentra en su fase de adaptación. En este marco la Provincia salió a controlar con más rigor el cumplimiento de las medidas sanitarias.

“Insistimos que el propósito de esta ley es sumar a la estrategia de responsabilidad individual y colectiva que demanda la pandemia para evitar su propagación”, remarcó Adolfo Mosquera, ministro de Seguridad.

Y añadió: “Rige aún el plazo de condonación estipulado por la ley, en consecuencia el acta no importa la aplicación de la sanción pero tendrá valor como antecedente frente a conductas reincidentes que agravarán la sanción”.

Las multas por no cumplir con los protocolos estipulados van desde los 5 mil hasta los 400 mil pesos.




Comentarios