Racing Club había puesto la mira en Mateo García, el talentoso media punta surgido en Instituto y que recientemente fue campeón con Estrella Roja en Serbia.

Pero Mateo finalmente no aceptó la propuesta, y avisó que seguirá su carrera en Europa. La Academia había ofrecido 2,5 millones de euros por un porcentaje de la ficha, sobre todo por la insistencia de Diego Milito.

Es que el manager lo había tentado con la chance de Selección, si rendía con la camiseta de la Academia, y posibilidades en el Inter de Italia.

Ahora, la expectativa del ex Instituto pasaría por fichar en el Olympiakos de Grecia, o quedarse en el mítico Estrella Roja.