Aseguran que "no hubo una gran afluencia" de consumidores en los locales a pesar de la reapertura.


El dirigente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés de Córdoba (Ahrcc), Fernando Faraco, dijo este jueves que “no hubo una gran afluencia” de consumidores a los bares y restaurantes de la capital provincial en los primeros días de apertura por la flexibilización del aislamiento y pidió “una ley de emergencia económica” para el sector.

En declaraciones a Télam, Faraco señaló que a ese panorama se suma que “por protocolo, los locales tienen habilitado solamente el 50% de sus espacios”.

El martes último, reabrieron los bares y restaurantes en la ciudad de Córdoba, tras permanecer cerrados poco más de tres meses.

“Sin una ley de emergencia nacional que nos contenga y que contemple exenciones impositivas, ayudas y créditos, para muchos va a ser muy difícil sostener la actividad y los cierres van a continuar”, aseguró el dirigente.

Faraco detalló que “las facturaciones están en un promedio del 50%”, con respecto a la situación previa a la pandemia de Covid-19, por lo tanto “la rentabilidad hoy es totalmente nula, incluso sostener la actividad va a ser muy difícil a ese ritmo”.

Asimismo, afirmó que “al menos un 30% de bares y restaurantes cerraron sus puertas” y que “la recuperación va a ser a largo plazo y sólo para los que tienen espalda económica para sostenerse ante la crisis”.

Además, mencionó los casos de los históricos restaurantes cordobeses La Perla y La Mamma, que cerraron definitivamente en los últimos días.

Al respecto, alertó que la situación es similar en un 25% de los hoteles que aún no fueron rehabilitados: “Nadie está en condiciones de soportar 110 días sin trabajar”, aseveró.




Comentarios