Convirtió el gol ante Belgrano en el partido decisivo que paralizó a Córdoba en 1998. El recuerdo del dramático duelo, y el patadón de Testa...


Se cumplieron 22 años de la final que Talleres le ganó a Belgrano, en una dramática definición por penales para ascender a Primera División en 1998. La “final del siglo, como se llamó en su momento en una ciudad paralizada por el duelo entre los clásicos rivales.

Daniel Albornos abrió el marcador en el partido decisivo, después del triunfo por 1 a 0 en el choque de ida. El Pirata lo dio vuelta con el 2-1 y forzó los penales, ya con la Chachita fuera de la cancha, reemplazado por el DT Ricardo Gareca.

“Le dije al Tigre ‘por qué me sacaste’. Ni me contestó, tenía un cagazo bárbaro porque la final se nos complicó. Y para Talleres hubiera sido muy duro perder otra final, después de los dos intentos anteriores por ascender”, explicó Albornos en una entrevista con Tercer Tiempo, por Radio Mitre Córdoba.

De todos modos, no dudó en ubicar a Gareca entre los mejores técnicos que pasó por Talleres por Córdoba. Y en cierta forma sorprendió al mencionar también a Ricardo Zielinski.​

El ex volante recordó el dramático descenlace en los penales (“el Lute Oste había entrado faltando 15 minutos y tuvo mucha seguridad para patear el último”), la patada que le propinó Norberto Testa y también, el rumor que lo vinculó con un pase a Belgrano tiempo después. ​




Comentarios