Su predio sufrió el segundo robo desde que comenzó la cuarentena obligatoria.


La inseguridad se extiende por todo el territorio provincial, donde los delincuentes se mueven con impunidad haciendo de las suyas, atacando las propiedades y hasta la vidad de los desprotegidos cordobeses.

En Villa María, el club Alumni ha vuelto a denunciar robos en su predio, a muy pocos días de sufrir la rotura de puertas y la sustracción de elementos deportivos y garrafas.

Nuevamente, el club “Fortinero” ha sido visitado por los cacos, que en esta ocasión rompieron un alambrado y se robaron una puerta, aprovechando la falta de vigilancia en las calles villamarienses.

“Nos encontramos con que nuestras instalaciones del Predio Mauro Rosales fueron violentadas en un triste episodio de vandalismo, donde personas ingresaron rompiendo el alambrado y sustrajeron la puerta placa de una de las habitaciones del edificio de concentración”, dice el club en un comunicado.

Además, los directivos señalan que “es el segundo hecho delictivo que Alumni padece desde que comenzó la cuarentena. En la primera oportunidad, rompieron una ventana del lavadero y robaron tres garrafas, varios pares de botines y packs de gaseosas pertenecientes a las divisiones inferiores de nuestra institución”, denunciaron.




Comentarios