Se esperan anuncios del COE local, para ver qué se podrá hacer y qué no, en la capital provincial.


Mientras en Buenos Aires se preparan para anunciar el endurecimiento de la cuarentena, en Córdoba las aguas se dividen entre Capital e Interior, con realidades bien distintas también por la pandemia.

La Docta mantiene una cuarentena más estricta que el resto de la provincia y los vecinos esperan por nuevas autorizaciones en las próximas horas.

En tal sentido, el COE local analiza cuáles podrían ser las nuevas actividades permitidas en el ejido urbano capitalino.

Por el momento se anticipa que continuarían firme las reuniones familiares y las salidas recreativas, sin cambios en las modalidades ya anunciadas, pero con controles más estrictos.

La suerte de eventuales nuevas aperturas está atada a la situación de la epidemia en La Docta, que permanece en la categoría de transmisión comunitaria del virus.

No obstante, se esperan anuncios que incorporarían actividades a partir de la semana entrante, como las ferias francas y las barriales, bares y restaurantes y hotelería.

En todos estos casos, las aperturas estarían condicionadas por la llamada “nueva normalidad”.




Comentarios