El uniformado es investigado porque habría pasado datos a la novia de uno de los detenidos del crimen.


El asesinato de Miguel Martínez sigue generando novedades y en las últimas horas se decidió el pase a situación pasiva de un policía, sospechado de haber filtrado información de la investigación.

En tal sentido, la Justicia investiga a un uniformado que participó de la búsqueda de Martínez y que habría enviado información por WhatsApp a la novia de uno de los dos detenidos por este crimen.

Tras cinco días perdido, el cuerpo de Martínez apareció semienterrado en un campo lindero a la propiedad de la familia de uno de los sospechados de haber dado muerte al joven.

Por este crimen descubierto el 29 de mayo están detenidos Joaquín Munarriz y Eliézer Tomás Cánova, ambos ex jugadores del club de rugby San Martín de Villa María.

A los dos se les imputa el delito de homicidio calificado por alevosía.

En tanto, el policía, cuyos datos se mantienen en reserva, fue puesto en libertad y quedará en situación pasiva hasta que la Justicia resuelva su situación, de acuerdo a lo publicado por Villa María Ya, este miércoles.




Comentarios