"Toman las sierras como zona liberada", señaló sobre el fin de semana largo. Y anticipó que pedirá una revisión de los permisos.


El intendente de Agua de Oro, Orlando Belli, anticipó a que hablará con sus pares de otras localidades del interior de Córdoba para elevar un pedido de revisión de los permisos de circulación, ante la gran afluencia de cordobeses de la capital en fin de semana largo, y ante el fin de semana del Día del Padre.

“La gente toma las sierras como un lugar para desahogarse y como zona liberada, entonces se enoja cuando la Policía prohíbe el ingreso. Por eso voy a plantear al COE que revea las autorizaciones. Esto es un delirio total”, declaró en Cadena 3.

“Esto complica todo el trabajo y la prolijidad de la semana. Casi que se torna incontrolable, porque la gente cree que las sierras son un lugar para comer asado y hacer camping. También se suman los ciclistas, cuatriciclos y areneros, que si bien tienen permiso, paran a comer y van al río”, se quejó.

“Registramos bastantes casos de capitalinos que intentaron ingresar a la ciudad. Si bien tenemos filtros antes en Río Ceballos y Salsipuedes, siempre alguno pasa y lo tenemos que cortar”, explicó Belli.

Salsipuedes, localidad vecina en el departamento Colón, rechazó el acceso a otros 200 automovilistas el pasado sábado. Y Carlos Paz, en el Valle de Punilla, impidió el ingreso de más de 700 vehículos sin el permiso correspondiente, en el fin de semana largo.

La última flexibilización del gobierno provincial fueron las reuniones familiares de hasta 10 personas en Córdoba capital, hasta el momento la jurisdicción con más infectados y que aún es considerada como zona de transmisión comunitaria.




Comentarios