La marcha atrás en la cuarentena enciende más la angustia en el Centro de Córdoba.


La metáfora elegida no deja dudas del estado de ánimo de los comerciantes de Córdoba, que hablan en términos de muerte de la actividad, al conocerse la marcha atrás en la flexibilización de la cuarentena.

“Si el cierre se prolonga hay que ponerle una lápida al comercio”, disparó el titular de la Cámara de Comercio, José Viale, para dejar en claro lo que se viene para ellos, en diálogo con Universidad AM 580.

“El comercio está muy caído, estamos llegando a una sitación insostenible. Ya veníamos de 25 meses de caída en las ventas y ahora esto nos perjudica”, comentó en relación a las restricciones del tránsito en calles como la 27 de Abril.

Muy golpeados por la cuarentena, los comerciantes dicen que la crisis no es nueva para ellos: “el comerciante viene siendo castigado continuamente; con obras que demoran meses y obstaculizan los locales, castigado por protestas gremiales, castigado por los altos impuestos, si a todo esto ahora le suman el no dejar ingresar autos y esto se prolonga, directamente hay que ponerle una lápida al comercio”, remató Viale.

Sobre esa peatonalización de calles céntricas, refirió que “nadie ha dicho nada, la Municipalidad no nos ha comunicado nada todavía. Esto nos va a afectar por la menor cantidad de gente que accede al centro, la gente al no poder ingresar se va a trasladar a los comercios de la periferia”, dijo Viale.




Comentarios