El intendente Llaryora argumenta que hacen un gran esfuerzo para cumplir con sus obligaciones.


La Municipalidad de Córdoba no pagará la prolongación de jornada a los trabajadores, en una decisión del intendente Martín Llaryora y que no ha caído bien entre los empleados.

El intendente argumentó que “con gran esfuerzo vamos estar pagando este mes con los cambios que son de público tratamiento”, comentó en declaraciones a la radio Mitre Córdoba.

Su anuncio generó malestar entre los trabajadores municipales, que recurrirán la medida, en defensa de su salario y del convenio colectivo de trabajo.

En tal sentido, el portavoz del sindicato municipal Suoem, Damián Bizzi, anticipó: “rechazamos esa decisión gubernamental de la municipalidad, basándonos en el DNU del Presidente. ya hemos hechos los planteamientos administrativos en la municipalidad y también en el ministerio de Trabajo”, comentó en diálogo con Mitre Córdoba.

Ante este anuncio de Llaryora, los municipales se declararon en “estado de alerta”, anunciaron.




Comentarios