Se trata de la realización de la primera cirugía de drenaje percutáneo de colexión pancreático, una técnica quirúrgica mínimamente invasiva. Se estudia aplicarla a otro tipo de cirugías.


La semana pasada tuvo lugar en el Hospital Córdoba el primer drenaje percutáneo de colexión pancreático por stén esofágico recubierto. Se trata de una intervención mínimamente invasiva que se hace a través de la piel con una pequeña incisión y anestesia local. Es una técnica que no requiere ser realizada en quirófano.

La intervención se realizó a una mujer de 52 años con pancreatitis aguda necrotizante, quien se encuentra evolucionando favorablemente.

Si bien es una técnica que ya se implementó en Buenos Aires y Chile, es la primera vez que se utiliza en Córdoba.

El jefe del servicio de Diagnóstico por Imágenes, Marcelo Ovejero, destacó que la nueva técnica permite una vía de acceso directo para trabajar con catéter (se lo puede cambiar o trabajar con más de uno), y elementos quirúrgicos que facilitan las intervenciones. Por ejemplo: el uso de laparascopio, un instrumento óptico que se utiliza para ver el contenido de la cavidad abdominal.

El drenaje percutáneo implica una incisión mínima. Es una intervención que demanda poco tiempo y no necesita quirófano ni anestesia general; significa un avance en cuanto a que se está considerando utilizarlo para otro tipo de cirugías”, agregó Ovejero en referencia a la técnica.

Por su parte, Guillermo Azize, director del Hospital Córdoba, dijo: “En el contexto de esta pandemia que está llamando la atención de gran porcentaje del sistema de salud, es muy importante que los centros de alta complejidad que deben resolver patologías muy complejas y graves que no son Covid-19, den respuestas a las mismas”.




Comentarios