En una entrevista junto a Matías Barzola, periodista de Radio Suquía, el jugador de Boca cordobés habló sobre los llamados de ambos clubes cordobeses. Pero no pudo aceptar: "Soy hincha de Instituto hasta la muerte.


El conductor de Radio Suquia compartió una charla con Wanchope Ábila, quien habló de varios temas: su relación con la Mona Jimenez, el mundo Boca y la cercanía a las drogas, además del llamado de Belgrano y Talleres para vestir su camiseta.

Entrevista de Radio Suquía a Wanchope Ábila

¿Qué es ser el delantero de Boca?No hay adjetivo para describirlo, intento disfrutarlo. Cuando sos desconocido querés la fama y el bienestar económico, y una vez que lo conseguís lo querés disfrutar pero no lo podes hacer de la manera que imaginabas”.

Cuando hablaron de las tentaciones y la cercanía a la drogas, el jugador se mostró tajante. “Si querés la tenés cerca, está en cada uno. Me ofrecieron y nunca acepte. Siempre tuve en claro que quería jugar a la pelota. Tengo gente muy conocida que es rehabilitada. Mi vieja sufrió mucho el tema. Personas que han muerto, y convivo con mucha que lo hace pero no soy nadie para juzgar, solo puedo dar un consejo”. “Soy hijo único, mi viejo me regalo valores. Respeto y educación. Él tuvo una conducta intachable, yo la tengo que tener e inculcarle a mi hijo lo mismo”.

Sin abandonar sus raíces cordobesas, Wanchope reafirmó su admiración incondicional por la Mona Jimenez. “En otra vida me hubiera gustado ser hijo de la Mona. Hubiera sido como el Carli, estando al lado de él siempre. Conozco al que está arriba del escenario y a Carlos, que me hace admirarlo mucho más”.

Final de Copa Libertadores, sos titular, y el mismo día es el ultimo baile de Jimenez ¿Qué hacés?, preguntó Barzola. Sin vueltas, el delantero respondió entre risas. “Lo invito a la cancha y de ahí nos vamos al baile ya que sería de madrugada. No me lo perdería”. “No conozco ningún boliche en Buenos Aires, además no me siento cómodo. En Córdoba es totalmente distinto el ambiente y la gente”.

Siendo ídolo en Alta Córdoba, se animó a decir que lo quisieron tanto de Belgrano como de Talleres. “Juan Carlos Olave me aturdió el teléfono para ir a Belgrano, y del otro lado también. Me llamó Fassi para jugar la Libertadores y le pedí una pelotudez por día para que me dijera que no. No era mi deseo”.

Soy hincha de Instituto hasta la muerte pero me crié viendo a Boca campeón. A Miliki Jimenez lo saludo como mi ídolo, son mis colores de nacimiento y seguramente me retiraré ahí”, afirmó.




Comentarios