El niño se hundía y el abuelo, en su intento por salvarlo, también corría la misma suerte. Ambos fueron rescatados.


Momentos de desesperación se vivieron este miércoles en el Río San Antonio, entre el los balnearios El Fantasio y La Olla, lugar donde un abuelo y su pequeño nieto fueron rescatados cuando se estaban ahogando en ese curso de agua.

El pequeño de cinco años comenzó a hundirse y el abuelo perdió la estabilidad al quedar en un pozo, por lo que no podía salir del río.

Fue en ese momento en que se acercó un guardavidas que los auxilió rápidamente hasta lograr que el hombre hiciera pie.

Al mismo tiempo, otro rescatista salió corriendo, se lanzó al agua y buscó al niño, a quien lo llevó a la orilla.




Comentarios