El catarí de Toyota está a 24 segundos nomás del español, al cabo de la novena etapa. Brabec sigue firme al frente de la general de Motos.


Carlos Sainz (Mini) vio notablemente reducidas hoy sus chances de obtener su tercer Dakar, al quedar con solo 24 segundos de margen en la clasificación general de Autos. Es que en la novena etapa del rally-raid que se desarrolla en Arabia Saudita, perdió más de 6 minutos respecto de Nasser Al Attiyah (Toyota), su escolta en el acumulado de tiempos.

Nasser Al Attiyah (Toyota), cada vez más cerca de Sainz. Los separan apenas 24 segundos. En un Dakar, una diferencia prácticamente nula.

“Hoy, fue un día particularmente malo”, dijo Sainz, de 57 años y que corre por decimotercera vez el Dakar. “Al principio del tramo, nos fuimos por un sector equivocado y allí perdimos unos 5 minutos. Más adelante, se nos salió la banda de rodadura de un neumático; si bien no fue una pinchadura, igual tuvimos que parar a cambiar la rueda; y ahí se nos fueron otros 3 minutos por lo menos”, detalló. 

Un mal día, que le puede haber costado la carrera a Carlos Sainz…

El ganador de la etapa, que tuvo 410 kilómetros cronometrados entre Wadi Ad-Dawasir y Hadath, fue el francés Stéphane Peterhansel (Mini), quien se impuso por 15 segundos a Al-Attiyah (Toyota). Esta fue la tercera victoria de etapa para Peterhansel en lo que va de la 42a edición del famoso rally-raid.

Stéphane Peterhansel y Paulo Fiuza, ganadores de la novena etapa.

En tanto, en el tercer lugar del parcial y a 4m48s finalizó el local Yasir Seaidan, quien corre por tercera vez el Dakar. El saudí debutó en 2014 sobre un UTV con el que debió abandonar; y en 2016, se subió a un más potente coche de la categoría T2 (estándar), con el que pudo ser 39° absoluto y tercero en su clase. Para esta edición y corriendo en sus tierras, se anotó con un coche de la primera división, un Mini JCW 4×4 diésel del equipo alemán X-Raid. 

El piloto saudí Yazid Seaidan. Está noveno en la general y lo navega el ruso Kuzmich Alexy.

“El buggy Mini (de Peterhansel y de Sainz) es muy rápido e intentamos acortarles lo mejor que podemos. El objetivo era recortar tiempo frente a Carlos (Sainz), así que estoy bastante contento con nuestro trabajo”, dijo Al Attiyah.

“El miércoles y el jueves va a ser difícil para todo el mundo. Stéphane (Peterhansel) abre mañana pista en la etapa maratón, lo que nos viene bien a nosotros. Los tres coches están cerca y cualquiera puede ganar el Dakar”, añadió el catarí, que está afrontando por decimosexta vez el rally, al que ganó ya en tres ediciones (2011, 2015 y 2019); además, fue segundo en otras tres (2010, 2016 y 2018).

Orly Terranova (Mini) fue 10° en la etapa y en la general se mantiene quinto, ahora a 15 minutos del local Yazeed Al Rajhi (Toyota), que lo precede en el clasificador.

Peterhansel sigue en tercera posición en la general, pero ya a 6 minutos y 38 segundos de Sainz. “Ha sido una buena jornada para nosotros. Salimos con el cuchillo entre los dientes. Hemos intentado mantener el ritmo del principio al fin. Este miércoles, en el final de la primera jornada maratón; y el jueves, en el inicio de la segunda, hay muchas dunas, que no ha habido por el momento”, advirtió el francés.

Por su parte, el español Fernando Alonso (Toyota), después de su buena etapa del lunes, en la que terminó segundo, fue noveno este martes, a 13 minutos y 3 segundos de Peterhansel; y es décimo en la general, a más de tres horas.

Fernando Alonso y la Hilux del Toyota Gazoo Racing South Africa. Décimo, en su primera experiencia en el Dakar. Notable debut.

A todo esto, en Motos, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) ganó la etapa, por delante del último campeón, el australiano Toby Price (KTM), que llegó a 1 minuto y 54 segundos, y del español Joan Barreda (Honda), a 2 minutos y 42 segundos.

Era la primera etapa disputada por los pilotos de Motos y de Quads después de la muerte el domingo del portugués Paulo Gonçalves. Recordamos que por el duelo, los motociclistas habían decidido no competir ayer lunes. 

Pablo Quintanilla, de Husqvarna. Ganó la etapa y se la dedicó al fallecido Paulo Goncalves.

“Fue un día amargo después de lo que le pasó a Paulo. Al comienzo de la etapa, fue un poco difícil agarrar ritmo, pero de ahí en adelante me sentí cómodo y empecé a empujar. Finalmente, gané la etapa. Contento por eso. Obviamente la etapa va en honor a Paulo”, afirmó Quintanilla tras su triunfo.

Cuarto en la etapa, el estadounidense Ricky Brabec (Honda) conserva una cómoda ventaja al frente de la general. Dispone de 20 minutos y 53 segundos sobre el chileno Quintanilla, que es segundo. En tanto, la mejor KTM clasificada es la de Price, quien ocupa el tercer lugar, a 26m43s.

Ricky Brabec, en su Honda. La marca ganó por última vez en 1989, con el francés Gilles Lalay (muerto durante la edición de 1992).

Si bien faltan tres etapas, se puede pensar ya en que definitivamente se cortará la racha que ya cuenta 18 victorias consecutivas de KTM. Y por otro lado y con Brabec, estamos cada vez más cerca del primer triunfo de un estadounidense en el Dakar, lo que sería además la primera corona de un piloto del continente americano en Motos.

Toby Price, el mejor de KTM hasta ahora en el Dakar 2020. Fue el primer australiano que ganó la competencia, en 2016. En 2019, repetiría victoria.

En Quads, Ignacio Casale (Yamaha) no da respiro a sus rivales. El líder de la general se adjudicó la etapa, con 3 segundos de margen sobre su compatriota Giovanni Enrico (Yamaha) , que recordamos compite reenganchado bajo la modalidad “Dakar Experience”. Tercero, a 6m10s, fue el polaco Arkadiusz Lindner; una gran actuación para este piloto polaco debutante de 39 años, a bordo de un Canam Renegade 4×4 850, un vehículo bastante más pesado que los de la clase 4×2.

Ignacio Casale. Hasta aquí, siempre estuvo en la punta de la general de Quads.

En el global, Casale aventaja por 44m57s al francés Simon Vitse, mientras que el mejor argentino sigue siendo Manuel Andújar, cuarto a 3h51m49s.

En Camiones, sigue dando cátedra Andrey Karginov. El ruso que está corriendo por octava vez y ganó en 2014 lleva a su Kamaz número 511 muy firme en la cima de la clasificación general. Ya ostenta una ventaja de 38m35s sobre su compañero de escuadra Anton Shibalov, mientras que en la tercera plaza continúa el bielorruso Serhei Viazovich, a 1h8m36s.

Andrey Karginov, al volante del Kamaz que está dominando su categoría.

Por su parte, los norteamericanos coparon el día en SSV (vehículos tipo UTV). El joven Blade Hildebrand, de solo 19 años y que debutó en 2019 llevándose la división OP, fue el más rápido hoy. Aunque corre reenganchado -por lo que ya no se lo clasifica en la general, se lució sacándole 58 segundos a Mitchell Guthrie -también reenganchado y que va junto al experimentado navegante del WRC, el noruego Ola Floene- y 3m30s al también estadounidense Casey Currie. Currie manda en la general, con 23m37s sobre el chileno “Chaleco López”.

El estadounidense Blade Hildebrand se quedó con la novena etapa dentro de los vehículos UTV. Arrancó a los 4 años en el deporte; los inicios fueron en mini motos, karting y BMX. Corre con uno de los buggies del Red Bull Off-Road Junior Team USA.

Este miércoles, la décima etapa llevará a los pilotos al “Empty quarter”, una región del sur de Arabia Saudita que representa el mayor desierto de arena del mundo (650 mil km2). Será la primera parte de una etapa maratón, en la que al final del día, los competidores no contarán con asistencia. 




Comentarios