El español conquistó su segunda etapa de esta edición y conserva el liderazgo, aunque con apenas 5m59s sobre Al Attiyah. Benavides está 3°.


La quinta etapa del Dakar Arabia Saudita 2020 fue una muestra más de la paridad entre los competidores. A pesar de que debieron completar más de 350 kilómetros cronometrados, las diferencias al final del itinerario fueron mínimas.

En Autos, Carlos Sainz ganó con su Mini y celebró su segundo triunfo de esta edición (recordamos que se había quedado ya con la tercera etapa). El español completó el recorrido del día en 3h52m1s, con una ventaja de 2m56s sobre el qatarí Nasser Al Attiyah (Toyota) y de 6m11s sobre el francés Stéphane Peterhansel (Mini).

Carlos Sainz y Lucas Cruz, con su buggy del team alemán X-Raid, sobre la arena de la quinta etapa del Dakar 2020.

Sainz, de 57 años y ganador en 2010 y 2018 -la edición que finalizó en Córdoba-, lidera ahora la general con un tiempo acumulado de 19h4m13s. Al Attiyah, campeón defensor con Toyota, lo escolta a 5m59s; en tanto, Peterhansel está tercero, a 17m53s.

“Hoy, anduvimos muy bien y nos pudimos quedar con otra etapa, pero la verdad es que las diferencias son mínimas; y en el Dakar, cualquier cosa puede pasar en cualquier momento. Uno no puede distenderse para nada por el hecho de disponer de seis minutos. En el Dakar, eso no es practicamente nada de margen”, comentó Sainz, también ex bicampeón mundial de Rally (1990 y 1992).

Sainz afronta su Dakar número 13 ya. Debutó en 2006, con un promisorio 11° lugar. Lo ganó en 2010 y 2018.

Fernando Alonso (Toyota), mientras tanto, mostró el mejor ritmo desde que que comenzó esta 42a edición del Dakar, en el que el español está debutando. En el parcial, se ubicó séptimo, a 12m23s (para un piloto que correr por primera vez esta gran aventura, puede considerarse una diferencia menor). En la general, el asturiano ex bicampeón mundial de F1 se encuentra 18°, a 3h11m50s.

Fernando Alonso, en su Hilux del Toyota Gazoo Racing. Todo es aprendizaje para el español, que corre por primera vez el Dakar.

A todo esto, el argentino Orlando Terranova (Mini) se mantiene quinto en el global, muy cerca de quien lo precede, el local Yazeed Al Rajhi (Mini); apenas 26 segundos los separan. En la etapa del día, el saudí le sacó 23 segundos al mendocino, que está corriendo por 14a vez el Dakar y fue quinto en dos ediciones.

Orly Terranova, entre Al-‘Ula y Hail. El argentino sigue prendido en los puestos de vanguardia.

En Motos, las dos cosas más relevantes de esta quinta etapa tuvieron que ver con el equipo oficial KTM: la victoria en el parcial fue para el australiano Toby Price (KTM), mientras que su compañero Sam Sunderland abandonó.

Toby Price, en acción en los desiertos saudíes.

Sunderland, de 30 años, debió desertar como consecuencia de una lesión en la espalda y en un hombro como producto de una caida. El único británico en ganar el Dakar en la historia (2017) se encontraba sexto en la general, que sigue teniendo arriba al estadounidense Ricky Brabec (Honda).

Ricky Brabec, del equipo Honda, puede convertirse en el primer estadounidense en ganar el Dakar.

Brabec finalizó cuarto en el tramo del día, a 3m3s de Price, el primero en completar los 563 kilómetros (353 cronometrados) entre Al-Ula y Hail. Price, campeón defensor y ganador de la primera etapa de esta edición en Arabia Saudita, completó el recorrido en 3h57m33s, con una mínima ventaja de 1m12s sobre el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

Quintanilla está cuarto en la general, cuatro minutos y medio por detrás del argentino Kevin Benavides (Honda), que se mantiene entre los tres primeros, a 11m32s de la punta. El piloto salteño perdió 12m5s hoy (quedó 9° en el parcial); y, en los tiempos, llegó al final del itinerario detrás de su hermano Luciano (KTM), que le ganó la prueba del día por un minuto y medio.

Kevin Benavides, el mejor argentino de la general en la categoría Motos. Por ahora, tercero, a 11m32s.

En Cuatriciclos, el duelo de la jornada lo han protagonizado pilotos franceses: Romain Dutu, quien en su primer Dakar se quedó notablemente con el mejor registro, sacándole 47 segundos a su compatriota Alexandre Giroud, quien compite por cuarta vez y fue cuarto en la categoría el año pasado.

El francés Romain Dutu. Brillante hoy, ganando la etapa, en el marco de su primera participación en el Dakar.

Mientras, el chileno Ignacio Casale terminó tercero para mantenerse siempre en la cima de la general, ahora con 31m37s sobre su connacional Giovanni Enrico, que en el parcial quedó cuarto, perdiendo otros 10 minutos con Casale. El mejor argentino en Quads sigue siendo Manuel Andújar, sexto, a 2h11m56s.

En Camiones, los rusos de Kamaz fueron dominantes hoy, con un 1-2-3, que encabezó Dmitry Sotnikov. Mientras, Andrey Karginov, que en el parcial fue tercero, conserva la punta en la general. Tras cinco etapas, le lleva 14m53s a Anton Shibalov, escolta en esta etapa. En tanto, en el tercer lugar del acumulado de tiempos, va el bielorruso Serhei Viazovich (Maz), a 23m58s.

Los rusos Andrey Karginov, Andrey Mokeev e Igor Lenonov, líderes de la general en el camión Kamaz.

En los SxS (vehículos UTV o buggies livianos), resaltó hoy Cyril Despres, aquel que ganara cinco veces el Dakar en Motos. Pese a que había tenido que abandonar y reengancharse bajo la modalidad “Dakar Experience” (pilotos que siguen en el itinerario, clasificados en el día pero ya no en la general), sigue siendo protagonista; y hoy, ganó la etapa. En el global, es nuevo puntero Sergei Kariakin; el ruso compite por séptima vez en el Dakar, que ganó en 2017 en la categoría Quads.

Cyril Despres y su navegante suizo Michael Horn ganaron la quinta etapa en la categoría SxS. Compiten reenganchados, por lo que no son clasificados ya en la general.

LOS CORDOBESES

Sebastián Urquía (General Deheza) está 74° en Motos; la misma categoría del debutante Leonardo Cola (Río Cuarto), que también continúa aunque bajo la modalidad “Dakar Experience” después de haber tenido problemas, que lo marginan ya de la clasificación general. En la misma situación, sigue Mariano Bennazar, el unquillense que participa en Cuatriciclos.

El unquillense Mariano Bennazar también sigue haciendo experiencia en el Dakar, después de haber tenido que reengancharse.

Mañana, será la última etapa antes del esperado Día de descanso. Pero será larga… El cambio de paisaje es radical. Esta vez, la especial es 100 por ciento arena y fuera de caminos. Después de una primera parte más bien rápida, los expertos en dunas tendrán cierta ventaja. Especialmente, aquellos pilotos que hayan forjado su pericia en el desierto del Sahara. A 477 kilómetros cronometrados, se les deberán agregar otros 353 de enlaces, para un total de nada menos de 830 km. Pero, la llegada al Día de descanso (este sábado, no se corre) será toda una recompensa.




Comentarios