El conflicto entre la Superliga y los clubes por el inicio del torneo: la posición de Talleres ante el pedido de los clubes para retrasarlo.


Estaba todo demasiado tranquilo en el fútbol argentino como para pensar que, por fin, un torneo planificado y anunciado con antelacion se iba a llevar adelante sin mayores complicaciones.

Pero no, las cosas son de otra manera por estos lados o al menos existe un sector dentro de este deporte que vive sumido en la polémica y las posiciones personales.

El conflicto se ha desatado ahora entre los clubes y la Superliga, por el calendario del torneo que debe reiniciarse a fines de enero.

El Preolímpico quedó en el centro de la escena por los jugadores que debieron ser cedidos y algunos clubes como San Lorenzo y Boca han pedido que se retrase el comienzo del campeonato.

Talleres tienen a Nahuel Bustos y a Facundo Medina entre los citados pero el presidente del club, Andrés Fassi, fue uno de los primeros en poner el grito en el cielo pidiendo “ajustarse a los reglamentos votados por todos”.

“No puede ser que hoy yo tenga que volver a votar, seamos mas serios y menos egoístas, tenemos que ayudar a la selección y dejar de lado el pensamiento de tratar de beneficiarse siempre”, dijo con dureza Fassi a Radio Sucesos.

“Es una lastima las peticiones de los clubes, ya que teníamos un acuerdo en el nos informaba el inicio y como iba a ser el campeonato con mucha antelación”, agregó.

“A Talleres le hubiese convenido que el inicio se retrasara, pero es injusto y no tiene sentido violar un acuerdo que fue decidido por decisión unánime solo porque algunas instituciones quieren sacar ventaja”, señaló.

En otro orden, Fassi confirmó que tanto Nahuel Bustos como Andrés Cubas siguen en el club porque las ofertas que realizaron las instituciones interesadas “son insuficientes”.




Comentarios