Extraordianaria definición del delantero de Talleres, para un 3-3 electrizante.


Nahuel Bustos se sacó la mufa de no poder convertir en las últimas fechas. Anotó el 1 a 1 parcial en el vibrante empate con Racing Club, después hizo doblete.

Y de qué forma, porque el tercero para poner arriba a la T fue un verdadero golazo. Y lo pone con siete en la tabla de artilleros, uno menos que Silvio Romero, goleador del torneo.

Tanto que fue elegido como el mejor de la fecha 14 de la Superliga.

Un premio para Bustos, quien de todos modos quería que semejante gol sirviera para lo que hubiera sido un triunfo resonante ante el campeón.




Comentarios