Favio Cabral, un apellido que se hace escuchar a fuerza de goles. El delantero cordobés de 18 años convirtió el primero en el triunfo por 3-2 de la Reserva de Talleres en su visita a Argentinos.

Y llegó al gol número 95 en su recorrido por las Divisiones Inferiores, para aparecer como el máximo goleador juvenil en Sudamerica.

"Estoy esperando el llamado de la Primera, sé que hay grandes jugadores en mi posición pero tengo confianza en poder pelear por un lugar", se ilusionó, en nota con ESPN después de la victoria sobre el Bicho.