El año de Juan Ignacio Londero no podría ser mejor. Este lunes debutó en el Abierto de los Estados Unidos, último Grand Slam del año, y eliminó al local Sam Querry por 3-6, 6-1, 7-6 y 7-5. Ahora en la segunda ronda se enfrentará a Novak Djokovic.

El partido había empezado complicado para el "Topito" que sintió los nervios de su debut y no pudo contrarrestar el ataque y los saques del estadounidense que cerró su partido con 24 aces.

Ya en el segundo set se lo pudo ver más suelto al cordobés que le quebró en dos oportunidades el saque a Querry y lo sometió a su juego con un gran repertorio de golpes. Actitud que mantuvo en los set siguientes y que dejó sin respuestas al 46 del ranking mundial de la ATP.

Londero está viviendo un año increíble desde que se quedó con el ATP 250 de Córdoba, allá por febrero. Es que además de jugar los Grand Slam de Roland Garros y Wimbledon, le tocó enfrentarse ante el 2 del mundo Rafael Nadal (en Paris) y ante el 3, Roger Federer (en Cincinnati).

El próximo miércoles se medirá con el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic que eliminó en set corridos al español Robert Carballes por 6-4, 6-1 y 6-4.

Palabra de ganador. El oriundo de Jesús María habló una vez terminado el partido y dio explicaciones de lo que sintió en el inicio. "La verdad es que un dia de muchas sensaciones y emociones. Me costó el primer set, estaba nervioso. Me vinieron a ver mis amigos de toda la vida, mucha gente que se acercó. Estoy feliz por haber ganado".

Y agregó: "Destaco mucho la actitud, vengo de 10 semanas de gira la cabeza viene media inestable y la pude mantener bien todo el partido. La banqué bien en momentos difíciles".

Por último, sobre el partido que se le viene ante Novak Djokovic aseguró: "Ya jugué con Nadal, ahora con Federer y es un nuevo desafío. Me pone muy contento medirme con estos jugadores y vamos a salir a jugar".