El fiscal Alejandro Carballo dijo que la única conexión hasta el momento es la "simultaneidad" de las detenciones.


El fiscal de Río Tercero Alejandro Carballo, a cargo de la causa por el arresto de un presunto pedófilo en esa ciudad, negó haber hallado vínculos entre este hombre y el pediatra del Hospital Garrahan que conmociona al país.

“La detención de ambos fue simultánea, por eso la gente los vincula”, indicó Carballo, quien de todos modos se mostró prudente por la falta de elementos de pruebas.

De este modo, desmintió a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien en una conferencia sobre el arresto del pediatra Ricardo Russo había establecido algún vínculo del caso de Río Tercero en una red de pedofilia.

“No es médico. Es una persona joven, de Córdoba”, había manifestado la Ministra al referirse a los detenidos. 

Carballo relativizó esos dichos: “Carezco hasta el día de la fecha de elementos para establecer una vinculación entre ambos casos”, explicó en Mitre Córdoba.

Para el fiscal, en principio todo indicaría que el hombre detenido en Río Tercero es consumidor de pornografía infantil, distinto a la red de producción de material a la que presuntamente pertenecería el pediatra Russo.

Incluso, la causa de Río Tercero habría comenzado por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos; mientras que la pesquisa que derivó en el arresto del pediatra habría tenido sus inicios en Brasil. 




Comentarios