Un joven, que era empleado de la construcción, fue hallado sin vida en una celda de la Comisaría Segunda de Concordia.

Como consecuencia del hecho, la Justicia investiga el caso. Según se pudo saber, del libro de guardia surge que había ingresado a las 7 de la mañana del sábado y, dos horas más tarde, fue encontrado sin vida, con signos de vejámenes en su cuerpo y rostro.

El caso dio origen a una investigación, a cargo de la fiscal Julia Rivoira. En ese marco, fueron secuestrados los teléfonos celulares de todos los efectivos policiales que estaban en el lugar y las filmaciones internas de la comisaría.

El joven tenía 32 años, y trascendió que el muchacho fallecido no tendría antecedentes penales: el motivo de la detención había sido por una disputa con su pareja.