Personal policial intervino en la requisa de un automóvil que fue abandonado en el ingreso a Chajarí luego de darse a la fuga de un control de seguridad vial en el puesto Paso Cerrito. En el interior de vehículo hallaron cinco ladrillos de clorhidrato de cocaína de máxima pureza con un peso superior a los cinco kilogramos y un valor mayor a 20 millones de pesos.

El hecho ocurrió en la noche del lunes cuando personal de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial que se encuentra prestando servicios en el Puesto Caminero Paso Cerrito, detuvo la marcha de un Ford Focus, conducido por un hombre domiciliado en la localidad de Oberá, provincia de Misiones.

Los efectivos controlaron la documentación y al momento de dar intervención al perro narcodetector el vehículo emprende la fuga y los efectivos inician a búsqueda del mismo. Más tarde lo encuentran abandonado en el ingreso a la ciudad de Chajarí.

Con autorización del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, personal de la División Toxicología de la Jefatura Departamental Federación, llevó adelante la requisa que permitió hallar el cargamento ilegal.