Llama la atención que no faltó ningún elemento de valor del interior de la vivienda y que todo estaba en orden, sin embargo no se descarta la hipótesis del crimen en ocasión de robo.


La comunidad concordiense no sale de su asombro tras conocerse hoy de mañana la noticia del asesinato de Teresita Galli, docente de 54 años que fue hallada, por su propia hermana, sin vida en el interior de su vivienda en la zona céntrica de la ciudad.

Con el avance de la jornada y de las tareas investigativas, se presume que, aunque resta el informe oficial de la autopsia, la mujer habría fallecido a causa de los golpes que presentaba en la zona de la cabeza.

Según informó Río Uruguay, despertó la atención de los investigadores el hecho de que no faltaba ningún elemento de valor del interior del domicilio, como que así tampoco se observó el desorden habitual que dejan aquellos que buscan bienes, dinero o joyas.

No obstante este escenario no lleva a descartar la hipótesis de un crimen en ocasión en robo. En tal sentido, se explicó que los delincuentes podrían haberse visto sorprendidos por el ingreso de la hermana de la víctima, lo que los llevó a huir rápidamente y sin llevarse nada. El escape habría sido por un muro trasero de escasa altura y que habría sido el mismo lugar por el que entraron.​

Mientras se intentan recabar más pruebas que permitan definir las líneas de investigación, las fuerzas policiales continúan desarrollando un operativo en toda la ciudad para tratar de dar con los responsables del atroz crimen. A la par que se están buscando las filmaciones de todas las cámaras de seguridad posible en zona céntrica.




Comentarios