Rafael Briceño, abogado defensor del policía Enrique Querencio, expresó que su cliente "está acusado de aprovecharse de la inexperiencia sexual de esta joven, en razón de la edad".


Rafael Briceño es el abogado defensor del exjefe de la Departamental de Policía de Concordia, Enrique Querencio, quien fue denunciado e imputado en 2019 por el  abuso sexual de una menor de edad y separado de su cargo.

La causa se encuentra actualmente en trámite, Briceño expresó hace pocos días: “Tenemos la esperanza de que llegue al sobreseimiento o termine con la absolución” y destacó las “numerosímas pruebas” que presentaron a la Justicia.

Mayor indignación causó aún el argemento enunciado por Briceño quien señaló que “Querencio no está acusado de violación, sino que está acusado de aprovecharse de la inexperiencia sexual de esta joven, en razón de la edad”. Además responsabilizó a la víctima por mentir sobre su edad en las redes sociales, según informó TN. “Tenía un cuerpo de entre 18 a 20 años, porque tenemos las fotos de ella”, indicó el abogado.

Enrique Querencio, exjefe de la Departamental de Policía de Concordia

Pero el abogado defensor de Querencio fue más allá con sus repudiables argumentos, “ella misma, en sus audios, le dice a él (Querencio) que tal día cumple los 19 años, por lo cual, en el peor de los supuestos y que está negado de nuestra parte de que hubieran tenido algún contacto de tipo sexual, ha sido ella quien lo indujo al error y esa conducta no es por él”.

El caso
​El hecho, que nunca fue reconocido por Querencio, salio a la luz luego de que la madre de la víctima encontró un mensaje en el celular de su hija. “Mientras yo estaba haciendo la denuncia en Fiscalía, este señor, me la tenía a mi hija en Jefatura y la estaba obligando a tener relaciones con él”, expresó la mujer en ese momento.

La menor víctima de la violación expresó: “Es un violador y un sinvergüenza, lo mismo que me hizo a mí, se lo puede hacer a varias chicas más”. La denuncia tomó de inmediato estado público y causó indignación en toda la comunidad.

El juez de Garantías Germán Dri ordenó la restricción de acercamiento y caratuló la causa como “abuso sexual con acceso carnal” en presunto perjuicio de una menor de edad y se encuentra actualmente todavía en trámite.




Comentarios