Un cráneo y otros huesos humanos fueron hallados en un cúmulo de cenizas. En las últimas horas se pudo avanzar en la identificación y conocer el nombre de la persona a la que pertenecen los restos.


Un cráneo y otros huesos humanos fueron hallados en la zona norte de la ciudad, en el predio donde funcionaba la ex fábrica Cipo. Al conocerse del hallazgo, tomó inmediata intervención la policía que trabajó para retirar los restos y llevarlos hasta la morgue donde fueron analizados.

Los restos óseos fueron encontrados en un cúmulo de cenizas. En declaraciones a El Sol-Tele5, el Jefe Departamental Comisario Jorge Gustavo Cancio, indicó: “se tomó conocimiento a través de una viralización en las redes sociales que posiblemente había restos humanos adentro de uno de los tanques cisternas, concurrió de inmediato un móvil de la jurisdicción (comisaría cuarta) y se encontró con un cráneo y parte de una de las extremidades de una persona, las demás partes del cuerpo estaban quemadas”, afirmó.

En el lugar trabajaron conjuntamente con el gabinete criminalística y bomberos

Cancio explicó además que en el lugar se trabajó conjuntamente con el gabinete criminalística y bomberos quienes retiraron lo que quedaba del cuerpo para trasladarlo a la morgue para realizarle la autopsia y establecer la identidad de la persona.

Identificación

Finalmente hoy se conocieron detalles de la investigación que se llevó adelante. En este sentido, el Jefe Departamental detalló que tras trabajar el lunes por la noche y el martes, “se llegó a la identidad de una persona. Con cámaras infrarrojas, personal policial pudo llegar a leer entre los papeles de una billetera quemada, el número de un DNI. En la billetera se halló el DNI perteneciente a Juan Carlos Fernández, de 84 años“, indicó.

En este sentido, Cancio contó que “Trabaja el personal de Investigaciones tratando de recabar datos de esta persona, quiénes serían sus familiares. Se supo que había quedado solo, había perdido su pareja y no lo pudo superar. Se dedicaba al cirujeo“.

En relación al momento del hallazgo, Cancio informó que efectivos policiales trabajaron “en entrevistas a quien había subido información a las redes sociales y se pudo conocer que unos menores habían pasado por el lugar y habían sentido olor nauseabundo, había restos de colchones y cosas viejas. Cuando fueron nuevamente al lugar se encontraron con los restos óseos. Los mismos menores dieron aviso a varias personas, que no les creyeron en un principio, luego fuimos nosotros y comenzamos a intervenir, corroborando la información”, indicó.

Finalmente se supo que las partes del cuerpo que se hallaron “no tenían indicio de tener signos de violencia”, dijo el jefe departamental Concordia. “Hay elementos que indicaban que la persona estaba dormida en el lugar”, agregó el funcionario policial.




Comentarios