"Queremos que la empresa nos pague el 100% porque son muchos años de trabajo", afirmó Blanca, una de las trabajadoras perjudicadas.


La noticia del lunes pasado que provocó un cimbronazo fue la confirmación del cierre de la fábrica téxtil 12 de Octubre, que se encargaba de confeccionar guardapolvos, lo que ocasionó que más de 50 personas se queden sin su fuente laboral.

Estos trabajadores afectados se congregaron este martes por la mañana para marchar desde la empresa hasta la Casa de Gobierno. Blanca, una de las trabajadoras afectadas comentó que buscan que la gobernadora Lucía Corpacci les otorgue una ayuda de trabajo.

“Queremos que la empresa nos pague el 100% porque son muchos años de trabajo y vamos a pedirle a la gobernadora que interceda para que se cumpla con el pago”, manifestó la ex empleada de 12 de Octubre.

Por otra parte, se confirmó que algunos trabajadores ya empezaron a recibir los telegramas de despidos. El gremio SOIVA  se comprometió a ayudarlos en la parte judicial, informó El Esquiú.






Comentarios