Con trabajo, disciplina y mucho apoyo de su familia espera la vuelta del rugby a las canchas.


Hace más de cuatro meses la pandemia de coronavirus llegó al país y cambió la vida de todos los argentinos. El Decreto Nacional donde se declaraba la cuarentena obligatoria el 19 de marzo modificó la realidad, la cotidianeidad y los proyectos del 2020 para todos.

En ese marco, el deporte se vio afectado como todas las actividades y las competencias oficiales se suspendieron en todos los ámbitos. En este caso, vamos a conocer como la jugadora de rugby femenino, Virginia Brígido vive este momento inédito y como pudo adaptarse para mantenerse motivada pensando en la vuelta a las canchas.

“Cuando se declaró la cuarentena estabamos a un dia de comenzar el torneo local de la Unión Andina”, comentó la jugadora de Catamarca Rugby, institución en la que se desempeña hace un poco más de un año y medio cuando ingresó en el mundo ovalado.

Virginia jugando en su equipo, Catamarca Rugby.

Con relación al modo de entrenar aseguró que, “cambio totalmente mi forma de entrenar y hacer las cosas. Las rutinas de entrenamiento totalmente modificadas para realizarlas en casa con objetos (bastones, elásticos, bidones de agua, etc) o nuestro propio peso corporal”.

Virginia, además de desempeñarse en su club, forma parte del Seleccionado Argentino de Rugby Seven y el año pasado viajó con el representativo nacional, a disputar el torneo de Beach Rugby en Río de Janeiro, Brasil, en el que se consagró campeón. Debido a ello las expectativas para el 2020 era un importantes tanto a nivel club como a nivel selección: “Este año mi expectativa principalmente era poder llegar a jugar un regional con mi club y tener la posibilidad de poder jugar nuestro primer Nacional de clubes y podes medirnos com otros equipos del país. También cumplir con lo que el Staff de la UAR tenía en mente para nosotras y alcanzar los objetivos que nos planteaban, poder conformar el plantel y participar del algún torneo de ese nivel y representar nuevamente a mi Nación”, afirmó la deportista.

Seleccionado Argentino de Rugby Seven en el torneo de Beach Rugby en Brasil.

La rugbier destaca el papel de la familia como un pilar fundamental para mantener los objetivos pese a la pandemia, “la familia es un apoyo incondicional siempre en cualquier situación que se presente. Al comenzar la cuarentena yo estaba en mi casa. Y cuando pude movilizarme me traslade a la casa de mi papá para tener más espacio y otros recurso para poder realizar mis entrenamientos, consiguiéndome también algunos elementos de gimnasio”.

La joven, además es estudiante de profesorado de Educación Física, por lo cual el deporte es una constante en su vida cotidiana. “Extraño todo. No veo las horas de volver a la cancha, encontrarme con mis compañeras, mis amigos del club, con mis rivales en los partidos”, enfatiza. Además añadió que, “extraño cursar, a mis docentes y compañeros, las prácticas y demás. Extraño mi rutina antes de la pandemia, mis entrenamientos. Yo me la pasaba en el club ya sea entrenando o apoyando”.

Catamarca Rugby.

Esta situación ha sido muy compleja para los deportistas y la motivación es uno de los puntos claves a mantener. “Cuando comenzo la cuarentena si tuve una etapa de desmotivación, pero junto al staff y las chicas de la UAR nos comenzamos a conectar vía Zoom para los entrenamientos o charlas y eso me levantó, ese acompañamiento me motivó a seguir y esforzarme mucho más”, cerró Virginia.




Comentarios