La medida se plega a lo dispuesto por el gobierno de la provincia que decidió volver a la fase 1 por tres días.


Luego de un convulsionado viernes en Catamarca, donde se confirmó el primer caso de coronavirus y cuatro casos sospechosos, las medidas tomadas por el gobierno de la provincia fue retomar la fase 1 de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

En ese marco, desde el Obispado de la provincia decidieron plegarse a la medida y mediante un comunicado, Monseñor Luis Urbanc dispuso el cierre de los templos en todo el territorio provincial.

En el anuncio oficial difundido a través de las redes sociales, solicita a los sacerdotes que celebren la Santa Misa en forma privada, con transmisión a través de las redes sociales y los medios de comunicación, especialmente de las radios existentes en las distintas jurisdicciones parroquiales.

También, se decidió la suspención de los bautismos.

Prensa Obispado de Catamarca.




Comentarios