El objetivo es proveer al personal y colaborar con Defensa Civil y la policía de la provincia ante los casos de COVID-19.


Desde hace quince días, los internos del Servicio Penitenciario de Miraflores, Capayán, se encuentran confeccionando barbijos para ayudar a la protección del personal.

El director del Servicio Penitenciario Provincial, Daniel Romero, contó que la primera tanda de barbijos confeccionados en el grupo de taller de costura ya fueron entregados al personal policial, detalla El Ancasti.

La primera tanda de barbijos ya fueron entregados (El Ancasti)

“La idea es proveer al personal y colaborar con Defensa Civil y la Policia de Catamarca”, explicó el funcionario, quien comentó que los internos de la cárcel “están preocupados por sus familias pero son conscientes de la gravedad y apoyan la medida del presidente“.

En los talleres textiles de 14 establecimientos penitenciarios de toda la provincia de Buenos Aires, desde hace varios días, se elaboran elementos de protección personal para prevenir la propagación del COVID-19.

Esta movida solidaria se lleva adelante en diferentes penales del país.

En este sentido, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense adquirió telas de friselina para la producción de barbijos en los penales de La Plata, Florencio Varela, Campana, Sierra Chica, Batán, San Martín y Magdalena.

Se estima que la producción será de más de 3 mil barbijos por día, que serán destinados al autoabastecimiento para presos y personal penitenciario, familiares, allegados, y quienes lo necesiten ante el avance de coronavirus.




Comentarios